X

¡Únete y participa en concursos semanales!

Senna vs. Prost: La rivalidad que dio vida a la Fórmula 1

Por || mayo - 22 - 2016

Senna vs. Prost


Sería imposible hablar de Senna sin Prost y viceversa, así como sería imposible hablar de la historia de la Fórmula 1 sin mencionar a estos dos. Ambos le dieron forma al deporte del automovilismo, representaban todo aquellos que la F1 buscaba ser: rivalidad, técnica, agresividad, locura y emoción a cada ataque, a cada rebase.

La relación entre los dos nunca fue sencilla, desde el primer momento en que se conocieron Prost ya decía:

Él no quería ganarme, quería destruirme, ésa fue su motivación desde el primer día.

Así como a un par de lobos les basta con echarse un vistazo para reconocer la amenaza que el otro representa para su legado, ambos reconocieron en el otro a un rival digno de sus habilidades sobrehumanas, aquella que tan sólo unos cuantos son capaces de dominar, la de fusionarse en uno solo con un objeto que termina por convertirse en una extensión de tu cuerpo y te permite viajar a más velocidad de lo que ningún hombre soñó alguna vez si quiera poder alcanzar.

Uno pensará que el estar en un mismo equipo pudiera haber calmado el pique entre ellos, pero no  fue así, paso justo lo contrario, a ambos corredores les invadió aún más el hambre de ser mejor que el otro, Senna mencionaba al respecto:

Tras la retirada de Prost me di cuenta que mi única motivación era vencerlo.

Se convirtieron en el menú principal de propios extraños, no importaba que jamás en tu vida hubieras presenciado una carrera, después de ver a aquellos dos intentar destruirse, el automovilismo se convertía en una afición, todo el mundo quería ver quién era mejor, Senna, el hombre más rápido y agresivo, o Prost, el hombre de la técnica perfecta.

Como cualquier historia, esta tenía que llegar a su fin, Prost se retiró, y al poco tiempo la tragedia arribó y se cobró la vida se Senna. El francés comentaría: 

Cuando murió, yo dije que una parte de mi también había muerto, debido a lo ligadas que habían estado nuestras carreras

La Fórmula 1 no volvería a ser más nunca la misma. Claro, seguirían existiendo buenos pilotos, excelentes, sin embargo jamás volveríamos a ver a aquellos hombres que convirtieron el deporte en algo sublime, en algo humano, aquellos quienes se obligaron a ser mejores y a su vez nos invitaban a hacer lo mismo.

Publicado en Automovilismo Etiquetado con: , , , , , ,