La noche que el mundo se estremeció: Final de Champions del 2005

Liverpool vs. Milan


¡¡Chaaaaaaampions!! admítelo, la leíste con la canción en la cabeza. A parte de la Copa Mundial, tan solo existe un torneo que es capaz de detener a todo el mundo: la Champions League. A pesar de que la competencia europea ha tenido varias ediciones y muchos grandes juegos, hay uno en específico que verdaderamente nos permitió vivir en carne propia las emociones que despierta esta emblemática competición: La final de torneo del 25 de mayo del 2005, Liverpool vs. Milán.

Fue durante este partido que el planeta entero verdaderamente comprendió el significado del ‘You’ll never walk alone’, y sobre todo que un partido no se acaba hasta que se acaba ¿No había otra frase más trillada?



Tras este partido nacieron las leyendas. Nacieron los Gerrard, los Xabi Alonso, los Baros, los Benítez, y no solo eso, sino que nacía la promesa de que la magia de verdad existe, y como negarlo, si aquella noche un grupo de 22 hombres eran capaces de erizar las pieles, de acelerar los pulsos y de hacer llorar a millones de personas sin si quiera conocerlas, sin si quiera tocarlas. Tan sólo hacía falta un balón y 22 corazones dispuestos a todo con tal de dominar aquel balón.

Todo finalizaba con millones de gritos que se convertían en uno al unísono, aquel grito anunciaba: ¡Liverpool campeón! y nuevamente, como por arte de magia, las almas del mundo se unían y se decían: ‘Jamás caminarán solos’, no mientras el futbol viva, no mientras la pelota haga girar nuestras vidas.


 

Publicado en UEFA Champions League Etiquetado con: , , , ,